8 jun. 2009

"Más es menos". Construir en barro. Una arquitectura de futuro



Este libro contiene las Actas de la IV Jornadas de Estudios celebradas en noviembre de 2007. Coordinador: Fernando Regueras Grande.
Este libro, que se edita con la colaboración del Ayuntamiento de Benavente y la Obra social de Caja España, consta de 192 páginas con abundancia de ilustraciones a color. En el índice figuran los títulos de las diez conferencias pronunciadas por los expertos invitados (antropólogos, historiadores, arquitectos y promotores), precedidos de una presentación a cargo del coordinador, en la que se detalla el desarrollo de las jornadas.
Algunos títulos del índice son: "Construir en tierra: anotaciones desde la antropología cultural" de José Luis Alonso Ponga; "Tres familias constructivas: muros tejidos, adobes y tapias de tierra", de Juana Font Arellano; "(Sis)temas actuales de construcción con tierra", de María Brown Birabén, que también es autora de: "Adobe participativo y comunitario en Tierra de Campos"; "La construcción con tierra en el código técnico de la edificación", de Eloy Algorri García; "El Centro da Terra. Actuaciones en la arquitectura de tierra en Portugal", de Miguel Rocha; así como otros relativos a las experiencias de Navapalos (Soria), Boceguillas (Segovia), Amayuelas de Abajo (Palencia), Urueña (Valladolid)...
Con esta publicación el C.E.B. prosigue su contribución local, y esta vez también autonómica e incluso internacional, a los estudios de las tradiciones populares. En las jornadas de estudios homólogas no se pretendió tanto encontrar alternativas sino aportar elementos de discusión de un modo serio y crítico; en línea con iniciativas muy enriquecedoras que se llevan a cabo en países como Francia o Portugal, a las que se añaden otras muy valiosas en Castilla y León.

Según el coordinador: "Aún hoy más del 50 % de la población mundial construye sus viviendas en barro, en distintas formas y con diferentes técnicas.
Y así ha sido en nuestra tierra, donde lamentablemente se ha asociado a una imagen de miseria y emigración, lo que ha redundado en un desprecio colectivo al que no son ajenas las propias instituciones. (...)
Abundante, económico, plástico y reciclable, excelente regulador de las variaciones de temperatura y humedad, antisísmico y perfectamente integrado en el paisaje, mezclado con paja provee aislamiento acústico y térmico, absorbe olores y no es atacado por el fuego. (...).
Por eso desde una conciencia de desarrollo sostenible, «
aquel que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro, para atender sus propias necesidades» (Principio 3º de la declaración de Río (1992)".