25 jun. 2013

El CEB "Ledo del Pozo" edita la Historia de San Pedro de Ceque

Portada del libro
María-Jesús Pérez Blanco: Historia de de San Pedro de Ceque. 152 pp. 24x17. Rústica. 2013. ISBN: 987-84-938160-7-0.

El Centro de Estudios Benaventanos "Ledo del Pozo acaba de publicar la Historia de San Pedro de Ceque. Se trata de una coedición con el ayuntamiento de dicha localidad. La obra consta de 152 páginas, con una tirada de 600 ejemplares. El estudio analiza la evolución del municipio desde las primeras menciones documentales en la Alta Edad Media hasta la actualidad. Incluye también un apéndice documental y el repertorio de fuentes y bibliografía. La autora, María-Jesús Pérez Blanco, ha realizado un completo y riguroso trabajo de investigación que le ha llevado a consultar documentación en el Archivo de la Nobleza de Toledo, el Archivo de la Chancillería de Valladolid, el Archivo Diocesano de Astorga, el Archivo Municipal del propio San Pedro de Ceque, o en el Histórico Provincial de Zamora. El CEB con esta edición continua con su política de colaboración con los ayuntamientos de la comarca de Benavente para promover la investigación y la edición de estudios locales. Anteriormente el CEB ya ha publicado otras obras y estudios en colaboración con otros ayuntamientos como los de Castrogonzalo, Fuentes de Ropel, Tábara, Villalpando, Castroverde, Camarzana , Santa Croya de Tera, o Puebla de Sanabria.

Plaza Mayor de San Pedro de Ceque

PRÓLOGO 
Aunque el nacimiento de los estudios locales, para el caso zamorano, ha de retrotraerse - grosso modo - al último tercio del siglo XIX, en realidad su auge es más reciente, y se concreta en las tres últimas décadas. Frente a la media docena de trabajos históricos que nos legó el romanticismo tardío, y después de casi un siglo de vacío, se produce una explosión en la historiografía provincial, auspiciada por la fundación del Colegio Universitario de Zamora, el Instituto de Estudios Zamoranos "Florián de Ocampo", y el Centro de Estudios Benaventanos "Ledo del Pozo", así como por la aparición de revistas especializadas, convocatorias de congresos, jornadas y encuentros, y el patrocinio editorial institucional (Diputación Provincial y ayuntamientos). El balance de lo realizado desde la Transición hay que convenir es positivo, no sólo por ser mucho, sino también por serlo en gran medida de calidad. Hablamos, claro está, de historiografía académica, realizada bien por profesores universitarios, doctorandos, o investigadores. Hablamos también de estudios monográficos, generalmente de corta duración, circunscritos a ámbitos geográficos precisos, en los que suele estar ausente el mundo rural. Paralelamente, a este desarrollo de la historiografía académica, ha nacido otra espontánea, realizada por aficionados, que se ocupa, con mejor o peor fortuna, de estudiar monográficamente el pasado de pueblos y pequeñas localidades. Su número empieza a ser importante, y aunque no podría ofrecer una cifra de los libros publicados hasta el momento, estimo que para el conjunto provincial rondará el medio centenar. Vista con recelo por el corporativista aparato académico, esta historiografía localista sin embargo responde a causas precisas: hacer memoria de un mundo que se va. Más allá de las cifras de población, de las funestas estadísticas que presagian el fin del mundo rural, y de las soluciones que se proponen para evitarlo - eso que llaman ordenación territorial y que nadie sabe muy bien qué es - los pueblos y los que hoy aguantan contra viento y marea en ellos, se resisten a desaparecer. Por lo tanto antes de que esto llegue hay que preservar su memoria. Sin ella definitivamente habrían muerto, de ahí la importancia de estas pequeñas historias locales. Estas reflexiones vienen a cuento de otro libro más sobre uno de nuestros pueblos: Historia de San Pedro de Ceque, de María-Jesús Pérez Blanco. Aunque puede que escribir un libro esté de moda, y pueda pensarse que es tarea sencilla, el lector descubrirá en estas páginas la complejidad de construir un discurso legible, elaborado con dosis, a partes iguales de investigación y erudición, pese a ser la primera vez que se ensaya la historia de este lugar. San Pedro de Ceque aparece en la documentación por vez primera en época de repoblación, dato que no es baladí. Su proceso histórico está marcado por su condición de lugar de señorío, desde su temprana cesión, a mediados del siglo XII, por Alfonso VII de León al conde Ponce de Cabrera, pasando por las generosas donaciones que este linaje hizo al monasterio cisterciense de Santa María de Nogales, hasta caer en manos de los poderosos condes de Benavente, que terminan por incorporarlo a sus estados, con presiones y violencia, en 1446, yugo del que habría de liberarse aún en el último tercio del siglo XIX. Esto no impidió formar un núcleo diferenciado, por su relevancia demográfica, en el entorno de aldeas próximas. Frente al reproche frecuente que se hace a muchas de las historias locales, escritas con más voluntad que acierto, el trabajo de María Jesús Pérez se aleja de los lugares comunes de estas obras, empeñadas en narramos el costumbrismo de la sociedad tradicional agraria. Este es, ante todo, un trabajo de historia, y la Historia se construye con documentos, por tanto es fruto de una compleja y paciente labor de investigación, que ha precisado del escrutinio de lo más singular de los abundantes testimonios que el pasado dejó sobre San Pedro de Ceque. Todos están, como aval y para quién le puedan ser útiles, relacionados con detalle en el apartado crítico. Desde los que documentan las vicisitudes del señorío, depositados en el Archivo de la Nobleza de Toledo, hasta los que hablan de los conflictos concejiles, que guarda el Archivo de la Chancillería de Valladolid, o los que analizan los trabajos y los días de sus gentes, recogidos aquí y allá en el Diocesano de Astorga, en el Municipal del propio San Pedro de Ceque, o en el Histórico Provincial de Zamora. En este último centro maduró la idea de escribir este libro, toda vez que el azar hizo que la autora trabajase en contacto con la materia prima de la Historia, reactivando su curiosidad dormida desde que terminase su licenciatura universitaria en Salamanca, aunque nacida al abrigo del "filandar" doméstico tutelado por sus padres. El resultado debe ser valorado por los lectores, para los que obviamente se ha escrito. Al esfuerzo de escribirlo se une la generosidad del Centro de Estudios Benaventanos "Ledo del Pozo" de colaborar en su edición, junto con el Ayuntamiento de San Pedro de Ceque, gesto el de la autora del amor por su pueblo, al que le entrega un valioso y útil regalo, y el de las instituciones editoras de sensibilidad por la cultura de la comarca.

José-Andrés Casquero Fernández
Zamora, abril, 2013

No hay comentarios: