17 feb. 2014

Completada la restauración de la fachada del Hospital de la Piedad‏ de Benavente


En estos días hemos tenido noticia de la conclusión de los trabajos de restauración de la fachada principal del Hospital de la Piedad. Después de dos meses de intervención, la portada luce ahora una imagen renovada. Según la información publicada en la prensa, se han corregido los problemas de humedades e incluso se han podido recuperar algunos restos de su antigua policromía.
Desde el CEB nos congratulamos de esta feliz noticia. Debe recordarse que esta restauración es consecuencia de una denuncia pública hecha por el CEB en noviembre de 2012 advirtiendo sobre el lamentable estado de la fachada.
Adjuntamos a esta entrada de nuestro Blog artículos de prensa sobre este asunto y una fotografía que nos ha enviado Fernando Regueras Grande.

La portada debe encuadrarse dentro del Gótico final, pero con claras influencias renacentistas en su decoración. Constituye un interesante ejemplo de transición entre el Gótico de los Reyes Católicos y el Plateresco. Está realizada en piedra arenisca y preservada del suelo mediante un zócalo. La portada se ordena en torno a un gran arco de medio punto de generoso dovelaje y recuadrado por un alfiz de cardinas. Bajo la cornisa lleva una inscripción en letras góticas. Preside el cuerpo superior un alto relieve con la escena de la Piedad flanqueada por sendas pilastrascajeadas. A ambos lados campean también los blasones de los fundadores, rodeados de láureas y cintas. A la izquierda las armas de los Pimentel, con sus características veneras y las fajas bicolor, y a la derecha las de su mujer, que constan, entre otros asuntos, de un jaquelado de quince -ocho de oro y siete de veros- propios de los Velasco, y calderas de oro con cabezas de sierpes de sinople por asas, correspondientes a los Herrera. Remata el ático un frontispicio con una cruz, una venera en su centro y dos flameros o candeleros a los lados. Se adorna todo el conjunto con detalles de decoración vegetal estilizada y fina labor de grutesco. En la puerta de entrada son de reseñar las aldabas realizadas en hierro forjado, de la misma época que la fachada, en las que se ha venido reconociendo a los apóstoles Santiago y San Pedro. Ambas constan de su correspondiente figura bajo chambrana, chapa calada y pilaretes.

No hay comentarios: