4 may. 2011

Emiliano Pérez Mencía - Valles de Benavente. Artesanía de jubilados (III) [2007]


Emiliano Pérez Mencía: Valles de Benavente. Artesanía de jubilados (III). Exposición. 112 pp. láms. color 24x17. Rústica. 2008. ISBN: 987-84-933594-9-2.

ÍNDICE

Presentación

Relación de expositores

Miguel Alonso Centeno · Santa Cristina de la Polvorosa.
Camilo Arias Llamas · Melgar de Tera.
Fidenciano Bécares Mielgo · Fresno de la Polvorosa.
Adelina Cordero Robles · Milles de la Polvorosa.
Manuel Díez Barrigón · Santibáñez de Tera.
Avelino Gutiérrez Ferreras · San Pedro de la Viña.
Genaro del Hoyo Peláez · Fuentes de Ropel.
Fermín López Veleda · Manganeses de la Polvorosa.
Dámaso Majado Álvarez · San Pedro de Ceque.
Joaquín Pérez Mielgo · Santa Cristina de la Polvorosa.
Claudino Ramos Valverde · La Torre del Valle.
Senén Tejedor García · Alcubilla de Nogales.

PRESENTACIÓN

Un año más celebramos esta exposición en la que contamos con un grupo de personas mayores de esta comarca de los Valles de Benavente que, una vez jubiladas, han optado por dedicarse y realizar en sus ratos libres, más como ocio, entretenimiento y distracción que como un trabajo obligado, estas artesanías, que les han permitido y ayudado a vivir y disfrutar del tiempo como han querido y del modo en que se han sentido más satisfechos. Saben ellos muy bien que la jubilación no implica inactividad, sino que puede ser todo lo contrario, una etapa llena de creatividad y ocupaciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida y disfrutar de un mayor bienestar. No otra cosa es lo que ha ocurrido con estas personas que se han dedicado con verdadera afición, no exenta de sabiduría, a realizar aquello por lo que se sentían más atraídos.
Y, si el año pasado fueron once los que participaron en la exposición, este año son trece, doce hombres y una mujer, los que nos muestran sus trabajos. Algunos se han servido de los conocimientos, herramientas y materiales de su antiguo oficio para hacer las piezas u objetos que han realizado durante su jubilación.
Es el caso de Dámaso Majado Álvarez, el carpintero de San Pedro de Ceque, que utilizando maderas diversas en formas y colores, nos muestra sus cajas, vasos, jarras, jarrones, botijos, etc. elaborados con la técnica de la taracea, palabra que era desconocida para él, a pesar de trabajar en ello varios años; Manuel Díez Barrigón, el herrero de Santibáñez de Tera, que se ha dedicado a reproducir en miniatura tanto su antigua fragua como cada una de las herramientas y máquinas que utilizaba; o el caso de Fermin López Veleda, de Manganeses de la Polvorosa, recientemente fallecido, que trabajó toda su vida en Euskalduna (Astilleros de Bilbao) y se dedicó, ya jubilado, a construir maquetas de algunos de los barcos que se fabricaban y de los que él vio en el muelle; y otros, que fueron agricultores o ganaderos, cuya vida en el campo y su cercanía a los animales les ha servido para dejar plasmada su experiencia anterior en diversas piezas: composiciones con raíces y cuernos originales o de madera decorados por él, en el caso de Camilo Arias Lorenzo de Melgar de Tera; cuadros al óleo o acuarelas sobre temas relacionados con el campo, los animales y algunos edificios del pueblo, Claudino Ramos Valverde de La Torre del Valle; y los objetos diversos de Senén Tejedor García, el que fue molinero de Alcubilla de Nogales, que quiso reflejar en ellos algo relacionado con su vida en el molino y su contacto permanente con la naturaleza. A Senén, desde que sus piernas y su mismo corazón le empezaron a fallar, se dedicó a hacer muletas y bastones con puños de aves, algunos para uso personal.
Hablando de bastones tenemos que destacar de modo especial a Joaquín Pérez Mielgo, de Santa Cristina de la Polvorosa, que trabajó siempre en la construcción y ahora lleva ya muchos años haciendo casi sólo bastones, con gran variedad de formas, colores e incluso decoración, tanto en las varas como en los puños.
De todos tenemos que decir que, a lo largo de su vida, se sintieron atraídos, de alguna manera, por lo que ahora hacen de jubilados, y utilizan el material preferido por ellos. Este material ha sido y es la madera para Fidenciano Bécares Mielgo y Manuel Domínguez Alija, ambos de Fresno de la Polvorosa, que, además, viven en la misma calle. Del primero podemos contemplar en la exposición yugos, carros, matracas y carracas, entre otros objetos, y de Manuel sus aves, sus veletas y sobre todo su motos en miniatura que seguramente sorprenderán a los visitantes.
Con madera trabaja Miguel Alonso Centeno, de Santa Cristina de la Polvorosa, haciendo muebles en miniatura: sillas, mesas, bancos, banquetas, además de otros objetos o útiles domésticos: fuelles, etc. Tiene algún carro, el frontón y el puente de Santa Cristina, ente otras cosas.
También de la madera se ha servido Avelino Gutiérrez Ferreras, el de San Pedro de la Viña, pues de madera son sus sencillas y artesanas piezas: platos, vasos, morteros, cazos, etc. Aunque Avelino, además de la madera, ha manejado y maneja con frecuencia la pluma, el bolígrafo e incluso el lápiz, para escribir poesías que llenan sus cuadernos y por las que ha recibido ya algún premio en concursos literarios para personas mayores. En ellas refleja vivencias personales y cosas de su pueblo, todo ello ocurrido en el pasado a lo largo de su vida.
Por su parte, Genaro del Hoyo Peláez, de Fuentes de Ropel, expone algunas de sus piezas elaboradas y trabajadas con hueso y cuerno de ciervo, materiales que él ha utilizado desde que se jubiló. Heredó la afición de su padre y de su tío que también fueron, como él, pastores y agricultores. Llaman la atención sus adornos femeninos, las agujas de ganchillo de hueso, y los puños de sus bastones hechos con cuerno de ciervo.
Tenemos que destacar este año la participación de una artesana, o si queremos una artista, que, aunque pinta oleos y acuarelas, destaca sobre todo por sus esmaltes e iconos. Se trata de Adelina Cordero Robles, de Milles de la Polvorosa. Aunque ya trabaja en ello desde hace años, su dedicación y entrega ha sido mayor una vez jubilada, pues cuenta con más tiempo y no le faltan las ganas de seguir con sus aficiones artísticas. Además le mueve el deseo de que, los que vean sus obras, disfruten con su contemplación como ella lo ha hecha al realizarlas.
Los textos de este libro-catálogo fueron publicados con anterioridad en el semanario La Voz de Benavente y Comarca a cuya dirección agradezco su colaboración.
Por otra parte, mi agradecimiento también al CEB “Ledo del Pozo” que aprobó en su día la organización de esta exposición y la publicación del libro, al Ayuntamiento de Benavente y a Caja España colaboradores habituales con este Centro de Estudios, y al Centro Cultural Soledad González en cuyas salas se celebra la muestra.

EMILIANO PÉREZ MENCÍA
AGOSTO 2008

No hay comentarios: