4 may. 2011

Máximo Mateos Colinas - Vidas que ennoblecen la historia de un Pueblo. Sacerdotes, religiosos y religiosas de Santa Croya de Tera [2010]


Máximo Mateos Colinas, OSA: Vidas que ennoblecen la historia de un Pueblo. Sacerdotes, religiosos y religiosas de Santa Croya de Tera. 336 pp. 24x17. Rústica. 2010. ISBN: 978-84-936651-7-3.

ÍNDICE

Presentación

Capítulo I: Sacerdotes Agustinos.
Provincia Agustiniana del Santísimo Nombre de Jesús de España.
Provincia Agustiniana de Castilla.
Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de Filipinas.

Capítulo II : Sacerdotes Dominicos.
Provincia del Santísimo Rosario de Filipinas.

Capítulo III: Sacerdotes diocesanos.

Capítulo IV: Religiosos no sacerdotes.

Capítulo V: Religiosas.
Religiosas Agustinas Misioneras.
Hermanas Dominicas de la Anunciata.
Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl.
Obra Misionera de Jesús y María.

PRESENTACIÓN

En el año 2007 fue publicado el libro en el que resumí algunos apor-tes para documentar la historia de Santa Croya de Tera, mi pueblo natal. En el tercer capítulo de ese libro hay un apartado con el título “Sacerdotes, religiosos y religiosas de Santa Croya de Tera en el siglo XX”. Dada la finalidad de dicho libro, me pareció que no era aquel el lugar más adecuado para incluir allí una reseña de cada una de esas personas, pues, como portadoras extraordinarias que fueron o siguen siendo del buen nombre de su tierra natal, en distintos tiempos y en diferentes lugares de la geografía nacional y universal, son merecedoras de que no sólo sus nombres sino también algunos datos importantes de su vida y de sus obras perduren en la historia escrita del pueblo. Siendo evidente que la historia de Santa Croya quedaría demasiado incompleta sin incluir en ella una documentada referencia informativa proporcional a la acción realizada por cada uno de los protagonistas mencionados, me propuse llevar adelante la sugerencia que alguien me hizo sobre la conveniencia de una nueva publicación, complementaria de la primera, cuyo contenido básico serían las reseñas, relativamente amplias, de los sacerdotes, religiosos y religiosas nacidos en dicho pueblo.Fue así como surgió la planificación de este nuevo libro, en el que no solamente se tiene en cuenta la lista de los clérigos nativos de Santa Croya en el siglo XX, sino que se incluye también a los nacidos en siglos anteriores. De cada uno de ellos se hace, además, una reseña objetiva y relativamente detallada con datos documentados, como memoria obligada, homenaje justo y agradecimiento merecido a cada una de esas personas cuyos nombres dignifican la historia de su lugar de origen.
Todos ellos tienen el mérito común de haber respondido decidida-mente a la llamada que un día sintieron y al don que recibieron para responder a esa llamada. Habiendo dejado iluminar sus vidas con la sabiduría de Dios, se propusieron llevar esa misma luz a las personas que contactaron en los distintos lugares de sus destinos. Cada uno de ellos ha sabido contrastar, diferenciar y valorar los conceptos de sabiduría humana y sabiduría divina, llegando a comprender y practicar la advertencia de San Pablo: “Si alguno entre vosotros se cree sabio según este mundo, hágase necio, para llegar a ser sabio; pues la sabiduría de este mundo es necedad a los ojos de Dios” (1 Cor, 3, 18-19). Por eso, conscientes de sus limitaciones naturales, pero apoyados en la fuerza sobrenatural, han sabido arriesgar sus vidas en servicio de la más noble causa del Evangelio: extender en el mundo el reino del amor, de la verdad, de la justicia, de la fraternidad y de la paz.
Basado en las anteriores premisas, comencé a elaborar un plan que me permitiese llevar a cabo el proyecto previamente diseñado. Dicho plan se fue consolidando a lo largo de los años. Estas han sido las tareas cumplidas en orden a alcanzar las metas señaladas en el proceso de investigación hasta culminar el trabajo y ser presentado para la evaluación y aprobación previas a su publicación:
1. Localización de las fuentes de información fidedigna para la recopilación de los datos obtenibles sobre cada uno de los reseñados. 
2. Ordenamiento, análisis y resumen de los datos conseguidos en las di-versas fuentes informativas. 
3. Elaboración de una breve semblanza objetiva de cada una de esas personas, para que el lector pueda conocer y apreciar la vida que vivieron y la obra que realizaron. El contenido del estudio ha sido estructurado en cinco capítulos, de acuerdo a las categorías específicas que se han tenido en cuenta para la agrupación de las personas reseñadas en cada capítulo, conforme a un orden cronológico a partir de la fecha de nacimiento. 
Capítulo primero, sacerdotes agustinos.
Capítulo segundo, sacerdotes dominicos. 
Capítulo tercero, religiosos no sacerdotes.
Capítulo cuarto, sacerdotes diocesanos.
Capítulo quinto, religiosas. 
Verdaderamente quienes actualmente conviven en el municipio de Santa Croya de Tera, o proceden de él, pueden sentirse orgullosos de cada uno de los sacerdotes, religiosos y religiosas que allí nacieron, pues el testimonio de esas vidas ennoblece la historia del pueblo y es, a la vez, un claro mensaje y una invitación perenne para que las generaciones futuras sigan engrandeciendo y perpetuando el buen nombre de su lugar de origen.
No ha sido fácil realizar el propósito que desde hace muchos años dio orientación y fuerza a esta investigación. La principal dificultad, que en algunos casos no he podido superar, ha sido cómo poder encontrar o cómo contactar las supuestas fuentes de la información buscada. Debido a ello, debo advertir sobre las limitaciones y las carencias de información que van implícitas, especialmente en algunas de las reseñas. Por eso hago una invitación a quienes puedan aportar información adicional, para que con el correr del tiempo dichas carencias puedan ser subsanadas. 
Al presentar este libro, en el que se contienen las reseñas correspondientes a cada uno de los sacerdotes, religiosos y religiosas nacidos en Santa Croya de Tera, cuyo número total asciende a cuarenta y seis, debo mencionar brevemente algunas de las características del lugar donde nacieron y del vecindario con el cual compartieron los primeros años de vida hasta que salieron del pueblo explorando otros caminos en búsqueda de nuevos horizontes para realizar sus sueños.
Santa Croya es uno de los pueblos ubicados en la margen derecha del río Tera, en el norte de la provincia de Zamora, a unos treinta kilómetros de Benavente. Hay constancia de que en las riberas del Tera, en pueblos muy cercanos a Santa Croya, hubo varios monasterios que fueron importantes en la Alta Edad Media: el de Santa Marta, a un solo kilómetro; los de San Miguel y Santa María de Camarzana, a unos cuatro kilómetros; el de San Pedro y San Pablo de Zamudia, a unos once kilómetros; y los de San Pelayo y de Santiago, en los pueblos cercanos Abraveses y Navianos, que a mediados del siglo XI fueron donados a Santa Marta de Tera. Por esta zona, religiosamente privilegiada, pasaban desde la Edad Media y siguen pasando actualmente muchos peregrinos a Santiago. Es posible que los menciona-dos monasterios pudieran haber ejercido una marcada influencia histórica en la religiosidad de esos pueblos y en la respuesta vocacional de los protagonistas de este libro.
Para concluir esta breve presentación, debo manifestar que soy consciente de que no solamente los sacerdotes, religiosos y religiosas, sino también otras muchas personas nacidas en Santa Croya, merecen el recuerdo, el agradecimiento y el debido reconocimiento histórico por la obra que en sus vidas realizaron, o en la actualidad siguen realizando, a favor de su pueblo. 
Espero que este trabajo sirva de aliciente para que otros investigado-res continúen dando a conocer a otras personas cuyas acciones merecen estar consignadas también en la historia escrita del lugar donde nacieron. Así como en este libro se intenta honrar a estos hijos agraciados de Santa Croya, que en número tan significativo recibieron el especial don de testimoniar con su vida y anunciar con su palabra los valores del Evangelio, fundamento sólido de la fraternidad universal y base imprescindible para la convivencia humana en armonía y paz, del mismo modo alguien más podría dejar constancia documentada sobre otros protagonistas igualmentemerecedores de que sus nombres pervivan en la historia del pueblo. 
Finalmente, debo agradecer muy sinceramente a cuantos me han enviado informes y datos que han permitido la realización de este traba-jo. También mi reconocimiento y las más sinceras gracias a quienes, de múltiples formas, me han brindado su apoyo tanto en el proceso de la recopilación de los datos como en los demás pasos previos a la impresión y publicación del libro. De manera particular debo reconocer y expresar mi agradecimiento al Centro de Estudios Benaventanos “Ledo del Pozo” y, muy especialmente, a la Junta de Publicaciones y a su Presidente Luis Carlos Nuevo Cuervo, por haber aceptado revisar y publicar este estudio.

MÁXIMO MATEOS COLINAS

No hay comentarios: